CEIP San Miguel de Las Rozas
La Hora del Código

2rozas

Este curso escolar 2015-2016, el CEIP San Miguel de Las Rozas de Madrid, ha sido elegido el colegio de España para llevar a cabo el evento La Hora del Código, una iniciativa global que promueven las Ciencias de la Computación en educación.

El objetivo principal es acercar el lenguaje de la informática a los niños y jóvenes, poniendo énfasis en incrementar el número de mujeres y estudiantes de colectivos minoritarios que aprendan a programar. Es decir, favorecer la igualdad de oportunidades en el aprendizaje de estas disciplinas, poniendo al alcance de todos la posibilidad de aprender el lenguaje informático.

Ha sido una introducción de una hora de duración, a las Ciencias de la Computación, diseñada para mostrar que todo el mundo puede aprender a programar.

Para el CEIP San Miguel, este evento, desde el punto de vista educativo, es de suma importancia. Aunque los niños de hoy en día sean “nativos digitales”, la gran mayoría son meramente usuarios de los dispositivos, pero no entienden su funcionamiento ni son capaces de crear algo nuevo con ellos. Tenemos espectadores tecnológicos y el futuro necesita creadores de tecnología. Es fundamental intentar introducir a los alumnos, desde Infantil y Primaria, en el mundo de la programación, de forma que en un futuro sean capaces de idear, planificar, diseñar y crear programas y sistemas informáticos, desarrollando lo que la Unión Europea considera competencia del siglo XXI. 

rozas1El colegio se puso en contacto con el presidente de la Asociación Nacional de Profesores de Informática, que le dio la oportunidad de ser el colegio “base” para llevar a cabo el evento, con gran éxito, el 9 de diciembre de 2015 y contó con la presencia de altos cargos de la Administración, Consejería de Educación y Corporación local, así como representantes de empresas del mundo de la Tecnología y ANPE. Los alumnos disfrutaron aprendiendo, compartiendo ideas y colaborando para llegar a la solución final. Sin saberlo, jugando, estaban aprendiendo a programar.

La motivación, el entusiasmo y el interés que mostraron los alumnos hicieron olvidar al personal del centro la inmensa labor de organización realizada, en la que colaboró la Plataforma Nacional de Profesores de Informática.