Class-band en el IES Beatriz Galindo,
de Madrid
¡Qué no pare la música!

14

 Class-band es una metodología de enseñanza musical que lleva funcionando en muchos países del mundo desde hace casi veinte años. Aterrizó en España aproximadamente en 2010 y desde entonces ya son varios los centros que disfrutan de su metodología y sus ventajas. Pensado para jóvenes, su implementación ideal es dentro de un centro educativo de secundaria y en horario escolar, como asignatura de Música. Con este sistema, los alumnos aprenden música en grupo, en el contexto de una banda musical de viento madera y viento metal accediendo desde el primer momento a instrumentos profesionales.

Es un sistema de enseñanza musical revolucionario con resultados espectaculares. Los alumnos son capaces de ofrecer un concierto en tan solo tres o cuatro meses. En dos años, la banda será capaz de interpretar un repertorio extenso, y de afrontar mayores retos y proyectos musicales al disponer de las herramientas necesarias para ello.

El método es mucho más que un sistema de enseñanza musical. Es todo un compendio de valores positivos transmitidos teniendo la música como vehículo principal. Promueve el talento de los alumnos y puede ser una vía de éxito seguro con muchas repercusiones positivas.

Los beneficios directos pedagógicos de aprender música en la adolescencia (agilidad mental, psicomotriz, estimulación de la creatividad, sensibilidad, imaginación) están sobradamente demostrados; además, en este caso, se practica en grupo. Esta última característica potencia en los alumnos valores esenciales como la autoestima, el respeto, el compañerismo, el trabajo en equipo, la confianza o el compromiso.

Los alumnos aprenden música en su propia clase con sus compañeros, formando una auténtica banda de música. Aunque el sistema es flexible, la configuración óptima es de tres clases a la semana de una hora u hora y media, y se imparte durante dos años, pudiendo ampliarse este plazo para formaciones más avanzadas.

Quien aprende a tocar un instrumento dentro de una banda, obtiene reconocimiento social. La vida social y cultural de las personas se enriquece enormemente con la música. Por esto, class-band es un elemento vital para el desarrollo humano global de los alumnos en edad de aprendizaje.

Un trabajo conjunto y unos objetivos comunes (conciertos) crean un buen ambiente en el aula. El clima positivo de aprendizaje genera entre los alumnos una actitud totalmente nueva en relación a su centro escolar. Un ejemplo: muchos renuncian a sus recreos, de forma voluntaria, para ensayar el repertorio que en ese momento están trabajando.

Las dos profesoras del Departamento de Música que están llevando a cabo este innovador proyecto en el IES Beatriz Galindo, desde el curso pasado, son: D.ª Carmen Álvarez García y D.ª María Herrera Vallejo.